Pastel de garbanzos y anarcardos

Esta es la típica receta con la que quedas fenomenal delante de toda esa gente que dice que la comida vegana es insípida y aburrida, para quienes aseguran que  siempre se quedan con ganas de más y que les falta la carne.

Tardas un rato en hacerla, pero merece muuucho la pena, aunque solo sea por ver sus caras de sorpresa.

La he sacado a partir del típico “nut roast” inglés, el pastel de frutos secos que se suele hacer en Inglaterra los domingos (Sunday roast) como opción vegetariana. Suele ir acompañado de verduras al horno como patatas, brócoli, chirivía, zanahoria, etc. Si váis a inglaterra es una de las cosas que recomiendo totalmente hacer; ir el domingo a un bar donde haya música Jazz en vivo y poder disfrutar de esta deliciosa combinación.

Solo con frutos secos está de vicio, pero me apetecía experimentar con legumbre, por eso de hacer cosas diferentes con las legumbres y poder mandársela a mis pacientes, la mayoría me dicen que se aburren de comer las legumbres siempre en guiso. 😉

Puedes usar el fruto seco que quieras, lo mismo con la legumbre y las verduras, experimenta, yo he usado estas porque es lo que tenía en la nevera, exceptuando los portobello, que creo que le quedan genial.

Espero que la disfrutes porque está de muerte!

Ingredientes para el pastel:
  • Bote de garbanzos o 300 gramos de garbanzos cocidos
  • Bandeja de champiñones portobello
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de 250 ml de anacardos
  • Borraja
  • 2 zanahorias de tamaño mediano
  • Copos de avena
  • Los troncos del brócoli que has usado para cualquier otra receta
  • 3 hojas de salvia
  • Media cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharada de orégano
  • Media cucharadita de pimienta negra molida
Ingredientes para la salsa:
  • 1 cebolla
  • Levadura de cerveza
  • Medio vaso de salsa de soja
  • Medio vaso de agua
Ingredientes para el puré de patata:
  • Patatas peladas
  • Medio vaso de bebida de soja sin azúcares añadidos.
  • 1 cucharada de semillas de sésamo molido
  • 2 cucharadas de levadura de cerveza
  • Pimienta y sal
  • Aceite de oliva virgen extra
Vamos a ello, 🙂

Salsa:

Corta la cebolla en juliana o en cuadraditos y la pones a dorar, cuando esté blanda y dorada le añades medio vaso de salsa de soja, medio vaso de agua y dos cucharadas de levadura de cerveza. Dejas que reduzca a fuego bajo-medio durante media hora. Trascurrido este tiempo, lo bates con la batidora y ya está lista.

Puré:

Cueces las patatas hasta que estén blandas, las escurres, añades la bebida de soja, las dos cucharadas de levadura de cerveza, un buen chorro de aceite de oliva, pimienta y sal. Lo bates y está listo.

 

Pastel:

1 Pones los anacardos en agua unas 4 horas, luego los escurres y los cortas en cachitos pequeños, como de medio centímetros, los dejas a parte para añadirlos al todo posteriormente.

2 Picas la cebolla y el ajo pequeñitos. Cortas los portobello y el brócoli en cuadraditos pequeños, como de 1 centímetro, los apartas para ir echándolos luego. La zanahoria la cortas por la mitad y luego en rodajas finitas, lo mismo, la dejas a un lado para añadirla después.

3 Hierves la borraja, que quede blanda. La escurres muy bien, hasta que no quede nada de agua. Después la bates con la batidora. Apunte para quienes odiéis a la borraja por sus pinchos y no la compréis por eso, que sepáis que no hace falta quitarlos, cuando la sofríes o la cueces, los pinchos desaparecen totalmente, así que es un trabajo innecesario.

4 Pones un poco más de medio vaso de copos de avena en un bol y le vas añadiendo agua templada poco a poco, que se vaya hidratando y quedando blandita, como una pasta, pero que no le sobre agua. Esto nos va a servir para amalgamar la pasta de garbanzos con las verduras.

5 Pones el horno a precalentar a 200ºC

 

6 Sofríes la cebolla junto con el ajo. Al cabo de 3 minutos añades los portobello, cuando les has dado ya unas vueltas y empiezan a ablandarse, añades los tronquitos del brócoli y la zanahoria. Al cabo de otro par de minutos añades los anacardos que habías dejado a parte. Que se haga todo junto. Le añades sal.

7 Con una cucharada de aceite más en la sartén, añades todas las especias, verás que sacan un aroma increíble. Apartas la sartén del fuego pasado 3 o 4 minutos.

8 Por otro lado, pones los garbanzos en un bol y los aplastas con un tenedor, está bien que algunos queden totalmente aplastados y otros no.

9 Mezclas bien todas las verduras, menos la borraja, con los garbanzos y la avena, te aseguras de que queda una masa homogénea.

 

10

En un molde de los rectangulares de horno, añades la mitad de la masa, te aseguras de apretarlo bien, para después poder cortarlo.

 

11

Extiendes la borraja triturada por encima de la masa, es un detallito para que al cortarlo se vea verde, puedes también no hacerlo.

 

12

Añades toda la masa que te queda, nuevamente vuelves a presionar bien para que quede compacto.

 

13

Ya solo queda meterlo en el horno. Pasados 20 minutos, tapas el pastel con papel de horno para que no se queme y lo dejas otros 20 minutos.

14

Lo desmoldas et voila!!

 

Puedes presentarla como ves en la foto, con un par de bolitas de puré de patata y la salsita por encima del pastel, si la acompañas de una ensalada verde que le aporte frescor pues será perfecto. También puedes acompañarla de verduras variadas al horno o al vapor.

Es un plato adecuado para quienes tienen una dieta rica en proteínas ya que los garbanzos son una buena fuente de este nutriente, además, los anacardos también tienen una buena proporción, aunque su componente mayoritario son las grasas insaturadas, los frutos secos son una buena fuente de proteínas también.

6 Comentarios

  1. Deseando probarla. Nos sabes el tiempo que llevo detrás de un nut roast rico rico. Todas las recetas que hay están en inglés.

Responder a Lili Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.