Legumbres, esas grandes olvidadas

Diferentes legumbres vendidas al peso

Mirando los datos de mis consultas, he podido comprobar que la mayoría de mis pacientes, exceptuando personas vegetarianas y veganas, y ni si quiera todas ellas, suele comer legumbres una media de una vez a la semana.

Una servidora que está acostumbrada a comerlas prácticamente a diario se sorprende ante tales hábitos, ya que me parece increíble que no disfruten de este maravilloso alimento tanto como yo. He ahondado un poco en las razones por las que la gente no come con más frecuencia legumbres y no me extraña que no lo hagan teniendo en cuenta las creencias que hay al respecto de la ingesta frecuente de las mismas:

  • Las legumbres engordan
  • Las legumbres son malas
  • Las legumbres dan muchos gases
  • Las legumbres son de pobres
  • ¿Las legumbres existen?
  • Las legumbres en verano dan mucho calor.
  • Las legumbres son muy aburridas

Vayamos desmontando una por una estas creencias.

La composición nutricional de las legumbres consiste en proteínas, hidratos de carbono y fibra en cuanto a macronutrientes, hierro, calcio y vitaminas del grupo B, a groso modo, en lo referente a micronutrientes. La soja tiene además una buena proporción de grasa, así como el cacahuete. Echando un vistazo a la composición, yo os pregunto, ¿no será el tocino, el chorizo y la morcilla con las que se comen las alubias las causantes de que engordes? ¿no será la media barra de pan con la que mojas la salsita de este guiso? Te aseguro que si comes unas alubias guisadas con verduras el impacto que estas van a tener sobre tu peso no tiene nada que ver. De hecho, las legumbres se pueden y se deben consumir en una dieta para el control del peso, así como en dietas para el control de la diabetes y en cualquier dieta saludable.

las legumbres se pueden y se deben consumir en una dieta para el control del peso, así como en dietas para el control de la diabetes y en cualquier dieta saludable.

Me pregunto a qué se refieren con que son malas, ¿te roban las legumbres?, ¿Te insultan mientras te las comes?, bromas aparte, imagino que se refieren a que son malas para la salud. Espero que después de este post, esta afirmación caiga por su propio peso.

Como apuntaba en la composición nutricional, poseen bastante fibra, lo cual hace que al digerirlas efectivamente nos produzcan más gases de los que desearíamos, sobre todo quienes trabajan con veinte personas alrededor. Es cierto que producen gases, pero asumimos la peligrosidad en aras de la bondad de estas. A su favor tengo que decir que según aumenta el consumo, las digestiones son mejores y las ventosidades disminuyen, y bueno, tú también te vas acostumbrando a vivir con gases. Truco: cocínalas con comino. Si aún así es algo que no puedes soportar, las lentejas rojas, al no tener cáscara, se digieren mejor. Es cosa de probarlas y ver cuáles te sientan mejor.

Arrastrando una historia en la que ha habido carencia de algunos alimentos, se entiende que cueste prescindir de ellos ahora que ya se tiene acceso a ellos, se puede entender también que el consumo de algunos alimentos esté directamente relacionado con un estatus social. Que quede claro que un buen plato de lentejas puede tener tanto lujo como unas ostras. Y que los complejos los podemos dejar de lado cuando se trata de comer. ¿Quién no disfruta de una buena ensalada de garbanzos con espinacas aceitunas negras cebolleta y tomate seco con un aliño de pesto de albahaca? Imaginación al poder, con las legumbres se puede hacer de todo. Y que nos digan los restaurantes de lujo si no usan en sus cartas legumbres con gambones o las clásicas alubias con almejas, de pobres no tienen nada. Por otro lado, pobre sí, pero con dignidad y muy bien alimentada, pero eso es tema de otro post.

Efectivamente hay gente que ni si quiera las come un día a la semana, son esas desconocidas que comen cuando van a casa de sus familias y les ponen cocido. Pues sí,las legumbres son ese grupo de alimentos que vienen en una envoltura conocida con el nombre de vaina y está formado por garbanzos, lentejas, judías, soja, altramuces y cacahuetes.

las legumbres son ese grupo de alimentos que vienen en una envoltura conocida con el nombre de vaina y está formado por garbanzos, lentejas, judías, soja, altramuces y cacahuetes.

Si te comes un potaje de garbanzos y espinacas un 23 de Julio a 40 grados seguramente te de calor pero también unas patatas con costillas o una sopa de fideos, ¿no? Las ensaladas de legumbres son un excelente plato único para los días calurosos, para llevarte a la playa o para comer de camping.

Como he comentado en uno de los párrafos anteriores en este país existe la creencia de que las legumbres se comen en guiso, los lunes lentejas, los viernes de cuaresma potaje con bacalao, alubias con chorizo y tocino o con almejas de vez en cuando y cocido con garbanzos dos veces al mes. Estas son las principales formas de cocinar lentejas de las familias españolas. Las legumbres son infinitamente versátiles, las puedes hacer en ensalada como decía, pero también puedes hacerte hamburguesas, untables, purés, salsas, … Vaya, que es difícil que te aburras de ellas si te esfuerzas un mínimo en hacerlas de otras formas, puede que incluso a los más peques les encanten. Prometo escribir recetas de legumbres, mis pacientes a menudo me dicen que no saben cómo comerlas.

Espero que después de leer estas líneas te haya quedado muy claro que puedes comer todas las legumbres que quieras, que basta que sepas como combinarlas para que sean uno de los alimentos estrella en tu dieta, que no te van a engordar y que no tienes por qué aburrirte de ellas, lo de los gases no puedo prometerlo :-).

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.